Portada » San juan de los reyes interior

San juan de los reyes interior

  • por
San juan de los reyes interior

Wikipedia

It is now known that the architect of San Juan de los Reyes was Juan Guas. However, his name is not mentioned until 1853, after the discovery of an inscription located in the chapel of the church of San Justo y Pastor in Toledo. Until then it will be considered of anonymous authorship and this is shown in the writings of authors such as Antonio Ponz or Magán, who make no mention of the author of this work.[6] It has two façades, the west one and the south one.

It has two gates, the west and north because it is a main site, it is an elevated area, the large square is created to break the medieval urban overcrowding. The side door is important. These are the first urban precepts of the Quattrocento.

The transept stands out, if we divide it into four squares we can see that the chevet has two squares, the aisles two extended. Following this model the whole building is made. The transept is excessively large. The space is perfectly hierarchical, area dedicated to the crown (with gate) separated from the village.

Águila de san juan

La iglesia es de una sola nave cubierta con bóvedas de crucería, con cúpula estrellada sobre el presbiterio, coro alto y capillas laterales entre los contrafuertes, destacando la abundante decoración que embellece el crucero y la capilla mayor. En esta última, el esquema decorativo se basa en arcos conopiales y escudos de los Reyes Católicos sostenidos por águilas de San Juan.

A través de una pequeña puerta se accede al claustro, obra maestra de Enrique Egas, formado por cuatro alas abiertas a un patio a través de grandes ventanales de tracería flamígera, bordeados por un friso de decoración animal y vegetal. En la planta superior destaca la hermosa techumbre policromada que repite, como motivo ornamental, emblemas, armas e iniciales de Isabel y Fernando en estilo mudéjar.

En su fachada principal aparece la tradicional decoración isabelina, compuesta por estatuas, arcos ciegos, pináculos y bolas. Destacan las cadenas de los cristianos cautivos que fueron liberados por Fernando II el Católico en la toma de Málaga y Baeza.

Wikipedia

El Monasterio de San Juan de los Reyes es un monasterio franciscano de estilo isabelino en Toledo, en Castilla-La Mancha, España, construido por los Reyes Católicos (1477-1504).

Este monasterio fue fundado por el rey Fernando II de Aragón y la reina Isabel I de Castilla para conmemorar tanto el nacimiento de su hijo, el príncipe Juan, como su victoria en la batalla de Toro (1476) sobre el ejército de Afonso V de Portugal.

El príncipe Juan de Portugal también celebró[1] su victoria sobre el ejército castellano de los Reyes Católicos con una solemne procesión en cada aniversario de la batalla[2][3] Esta aparente contradicción fue consecuencia del indeciso[4][5] resultado militar de la batalla: las tropas al mando de Afonso V se rompieron[6][7] mientras que las fuerzas dirigidas por el príncipe Juan de Portugal derrotaron[8][9] al ala derecha castellana y quedaron en posesión del campo de batalla[10][11].

Sin duda, la batalla representó una victoria política decisiva para los Reyes Católicos,[12][13] asegurándoles el trono y allanando el camino para los futuros reinos unidos de España. Como resume el historiador académico español Rafael Casas:

Parroquia de san juan de los reyes

El Monasterio de San Juan de los Reyes es un monasterio franciscano de estilo isabelino en Toledo, en Castilla-La Mancha, España, construido por los Reyes Católicos (1477-1504).

Este monasterio fue fundado por el rey Fernando II de Aragón y la reina Isabel I de Castilla para conmemorar tanto el nacimiento de su hijo, el príncipe Juan, como su victoria en la batalla de Toro (1476) sobre el ejército de Afonso V de Portugal.

El príncipe Juan de Portugal también celebró[1] su victoria sobre el ejército castellano de los Reyes Católicos con una solemne procesión en cada aniversario de la batalla[2][3] Esta aparente contradicción fue consecuencia del indeciso[4][5] resultado militar de la batalla: las tropas al mando de Afonso V se rompieron[6][7] mientras que las fuerzas dirigidas por el príncipe Juan de Portugal derrotaron[8][9] al ala derecha castellana y quedaron en posesión del campo de batalla[10][11].

Sin duda, la batalla representó una victoria política decisiva para los Reyes Católicos,[12][13] asegurándoles el trono y allanando el camino para los futuros reinos unidos de España. Como resume el historiador académico español Rafael Casas: