Iglesia jesus el pobre madrid

  • por
Iglesia jesus el pobre madrid

plazamayor

El Foro de Sacerdotes afirma que el coste estimado de 60 millones de euros de la visita papal, sin contar la seguridad, no se puede justificar en un momento de recortes masivos en el sector público y un 20% de desempleo en España.

«Las empresas que apoyan la Jornada Mundial de la Juventud y la visita del Papa dejan mucho que desear. Son ellas las que, junto con el capital internacional, han provocado la crisis. No estamos en contra de la visita del Papa, estamos en contra de la forma en que se está montando.»

«Los católicos pueden ir a donde quieran en Madrid, pero la libertad de movimiento del resto está restringida», dijo Francisco Delgado, líder de Europa Laica, al descubrir que la ciudad había prohibido la marcha propuesta por su grupo.

Europa Laica tiene previsto marchar bajo los lemas «Ni un céntimo de mis impuestos para el Papa» y «Por un Estado laico». Hay especial indignación por el hecho de que los cerca de 500.000 peregrinos que se espera que acudan a la ciudad tengan transporte gratuito. Las tarifas del metro de Madrid subieron el lunes un 50%.

«Con la crisis económica que atravesamos, no podemos pagar esto. La Iglesia debería dar ejemplo», dijo un portavoz del movimiento de los Indignados, que ha protagonizado sonadas protestas en el centro de Madrid.

la iglesia más antigua de españa

Este templo, declarado basílica menor por el Papa Pablo VI en 1973, se levanta en el solar del antiguo Convento de Trinitarios Descalzos de Nuestra Señora de la Encarnación. Es la sede canónica de la Archicofradía Primada de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli.  En la actualidad está regentada por una comunidad de la Orden de Hermanos Menores Capuchinos.

La famosa estatua de Cristo mide 1,73 metros de altura y data de la primera mitad del siglo XVII. Fue tallada en Sevilla, lo que explica que su iconografía corresponda a la de Cristo escuchando su «Sentencia». En 1682 fue traída a Madrid, donde llegó entre rumores de milagros. Ese mismo año se celebró la primera procesión, a la que asistió «todo Madrid»: fieles plebeyos, la nobleza y la casa real. Desde entonces, cada año se celebra una gran peregrinación el primer viernes de marzo, a la que asiste un miembro de la familia real para rezar al famoso Nazareno.

la iglesia más antigua de madrid

Una prueba moral básica es la situación de nuestros miembros más vulnerables. En una sociedad empañada por las divisiones cada vez más profundas entre ricos y pobres, nuestra tradición recuerda el relato del Juicio Final (Mt 25,31-46) y nos instruye a poner en primer lugar las necesidades de los pobres y vulnerables.

La palabra de Dios enseña que nuestros hermanos y hermanas son la prolongación de la encarnación para cada uno de nosotros: «En cuanto lo hicisteis con uno de estos, el más pequeño de mis hermanos, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40). El modo de tratar a los demás tiene una dimensión trascendente: «La medida que des será la que recibas» (Mt 7,2). Corresponde a la misericordia que Dios nos ha mostrado: «Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados. Perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará . . . Porque la medida que des será la que recibas» (Lc 6,36-38). Lo que estos pasajes dejan claro es la prioridad absoluta de «salir de nosotros mismos hacia los hermanos» como uno de los dos grandes mandamientos que fundamentan toda norma moral y como el signo más claro para discernir el crecimiento espiritual en respuesta al don completamente gratuito de Dios. (Papa Francisco, La alegría del Evangelio [Evangelii Gaudium], nº 179)

wikipedia

«Este mensaje -continúa- dirigido expresamente a las Direcciones Nacionales de las OMP, se dirige también a las Iglesias particulares, donde es necesaria una profunda y seria revisión de sus estructuras para hacerlas aún más misioneras. Como dijo el Papa Francisco en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: «Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos de evangelización en sus respectivas comunidades».

Las Obras Misionales Pontificias son parte integrante de la Iglesia católica y ofrecen «un constante apoyo espiritual y material -subraya el P. Calderón- para que los misioneros puedan anunciar el Evangelio y colaborar en el desarrollo personal y social de las personas entre las que desarrollan su labor». Las OMP no son, por tanto, un simple instrumento de reunión de iglesias, ni mucho menos una fundación u organización no gubernamental (ONG) que trabaja por los pobres -continúa el Director-, sino el organismo de la Iglesia al que Francisco pide que su carácter distintivo sea compartir el amor a la Iglesia, reflejo del amor a Cristo, vivido y manifestado en silencio, sin alardes, sin delimitar el propio terreno».