Portada » Cristo de medinaceli sevilla

Cristo de medinaceli sevilla

  • por
Cristo de medinaceli sevilla

visita al cristo de medinaceli

Siguiendo con este maravilloso recorrido de mis viajes, actualizando y revisando enlaces y textos de posts anteriores; este sobre mi querida Madrid. Una de las iglesias más populares de la ciudad, déjame contarte un poco más sobre la Basílica de Jesús de Medinaceli.

¡Había pasado por aquí varias veces a lo largo de los años pero sin profundizar y sin suficientes fotos hasta 2017!    Ya es hora de que esta maravillosa Iglesia Basílica reciba su valor por mi parte. ¡Esto es Madrid!    La Basílica de Jésus de Medinaceli se encuentra en la Plaza de Jésus cerca del Hotel Westin Palace y la maravillosa Cervecería Cervantes y otros puntos ver mis posts.

La Iglesia fue consagrada en 1930, designada parroquia en 1966, y elevada a Basílica menor por el Papa Pablo VI en 1973. La Basílica actual tiene tres naves con la más grande en el centro, todo hecho en un estilo barroco. Hay una estatua de Jesús de Nazaret en la esquina del edificio que da a la calle.

Una visita obligada es el Cristo de Medinaceli, realizado en el siglo XVII con una brillante factura de venerables artistas sevillanos (foto del altar mayor). El Duque de Medinaceli construyó una capilla en 1689 en honor a la estatua. Después de la guerra de la Independencia en España la Iglesia fue casi destruida y la madre del Duque decidió erigir una Iglesia primero en 1890 de la cual creció la Iglesia y ahora Basílica.  La imagen casi no sobrevivió a la Guerra Civil española, y tuvo que ser sacada de España, incluso a Francia; la supervivencia del icono, a pesar de sus dificultades, ha aumentado su veneración.

infantile procession and via crucis in medinaceli

Christ of Medinaceli, whose image had been saved from a picket of revolutionaries by the devotees and neighbors of the convent on March 13, 1936. The friars hid it in the basement of the convent, but it was discovered and delivered to the Board of the Treasure that moved it to Valencia, from there to Barcelona and finally with all the Artistic Treasure to the Swiss city of Geneva. In 1939 it returned to Madrid, where it was first taken to the monastery of the Incarnation and, in a solemn procession on May 14, to the altar of its temple, named basilica in 1973, where since then the Captive receives the veneration of its devotees.

a saeta of devotion for jesus of medinaceli, the lord of

Posted on13 May, 201618 April, 2017 Seville Heritage Monuments and ArtAgustín de Perea , Baroque , Baroque , San José Chapel , Cristo de Medinaceli , Joaquín Bilbao , Jovellanos , Lucas Valdés , Pedro Roldán , Sundial , San José.

The palace was built in the 15th century, commissioned by D. Pedro Enriquez, Adelantado Mayor of Andalusia. It owes its name to his son, D. Fadrique Enríquez, who after a trip to the Holy Land proposed its construction. In reference to the name (Casa de Pilatos) there are several versions. The first speaks of…

jesús de medinaceli, el ‘señor de madrid, recorre sus calles

La respuesta es ninguna de las anteriores, o todas si las deseas mientras besas los pies de una estatua mágica de Jesucristo. Así es, amigos, durante un día al año, el Cristo de Medinaceli está de guardia para conceder deseos a los fieles. Como he mencionado antes, los visitantes sólo pueden besar los pies del Cristo el primer viernes de marzo y se dice que si plantas tus labios en sus sagrados dedos, eres libre de pedir tres deseos, uno de los cuales será concedido. Independientemente de las condiciones meteorológicas o de la higiene, cada año miles de personas de toda España hacen cola ante la basílica donde se encuentra la estatua.

Algunos incluso empiezan a hacer cola mucho antes de dicho día. Fui el lunes anterior y charlé con un señor llamado Christian que llevaba haciendo cola las 24 horas del día con un grupo de unas 15 señoras de lo más duras desde el 12 de febrero. Mientras que muchos otros se habían limitado a dejar un trozo de papel pegado a la pared con una silla encadenada debajo para guardar su espacio, Christian y su grupo, acurrucados bajo una improvisada tienda de lona, estaban comprometidos en cuerpo y alma con la espera. Desde luego, él pensaba que merecía la pena y me dijo que llevaba años viniendo y que siempre se le habían concedido no uno, sino los tres deseos.