Como son los neumaticos de invierno

  • por
Como son los neumaticos de invierno

neumáticos de invierno en verano

Los neumáticos de nieve, también conocidos como neumáticos de invierno, son neumáticos diseñados para su uso sobre nieve y hielo. Los neumáticos de nieve tienen un diseño de la banda de rodadura con huecos más grandes que los de los neumáticos convencionales, lo que aumenta la tracción sobre la nieve y el hielo. Los neumáticos que han superado una prueba específica de tracción en invierno tienen derecho a mostrar el símbolo 3PMSF (Three-Peak Mountain Snow Flake) en sus flancos. Los neumáticos diseñados para condiciones invernales están optimizados para circular a temperaturas inferiores a 7 °C (45 °F). Algunos neumáticos para la nieve tienen tacos metálicos o cerámicos que sobresalen del neumático para aumentar la tracción sobre nieve dura o hielo. Los tacos desgastan el pavimento seco, provocando polvo y creando desgaste en la trayectoria de la rueda[2] Las normativas que exigen el uso de neumáticos de nieve o permiten el uso de tacos varían según el país en Asia y Europa, y según el estado o la provincia en Norteamérica.

Los neumáticos de nieve funcionan en una variedad de superficies, incluyendo el pavimento (húmedo o seco), el barro, el hielo o la nieve. El diseño de la banda de rodadura de los neumáticos de nieve está adaptado principalmente para permitir la penetración de la nieve en la banda de rodadura, donde se compacta y proporciona resistencia contra el deslizamiento[4] La fuerza de la nieve desarrollada por la compactación depende de las propiedades de la nieve, que dependen de su temperatura y contenido de agua: la nieve más húmeda y caliente se compacta mejor que la nieve seca y fría hasta un punto en el que la nieve está tan húmeda que lubrica la interfaz neumático-carretera. La nieve nueva y la nieve en polvo tienen densidades de 0,1 a 0,3 g/cm3 (6 a 20 lb/cu ft). La nieve compactada puede tener densidades de 0,45 a 0,75 g/cm3 (28 a 47 lb/cu ft)[5].

los mejores neumáticos de invierno

¿Se puede conducir con neumáticos de nieve e invierno durante todo el año? Es una idea que se les ocurre a muchos conductores que experimentan el clima invernal: Si tengo que montar neumáticos de nieve todos los años, ¿por qué no los tengo siempre en mi vehículo?

Desgraciadamente, no es recomendable utilizar los neumáticos de nieve durante todo el año. A la larga, te costará más dinero que cambiarlos y podría comprometer el rendimiento de tu vehículo en la carretera. Por eso, los fabricantes de neumáticos ofrecen diferentes tipos de neumáticos para las distintas estaciones del año: la mejor opción para ti viene determinada por muchos factores, como el clima, el estilo de conducción y las necesidades de rendimiento.

A continuación se exponen algunas razones específicas por las que no se aconseja el uso de neumáticos de invierno durante todo el año. Y si lo que te cansa es la molestia de montar, desmontar y volver a montar los neumáticos, también hemos incluido una idea para simplificar ese proceso.

Todos los neumáticos de invierno, ya sean con o sin clavos, están hechos para mantener una mejor tracción en condiciones de frío extremo y en carreteras heladas, nevadas o resbaladizas. El caucho es capaz de permanecer más blando, lo que lo hace más flexible, permitiendo que el neumático se adapte mejor a la carretera en condiciones de frío extremo. Esta característica, junto con la mayor profundidad de la banda de rodadura y los diseños especializados de la misma, es lo que hace que los neumáticos de nieve/invierno sean ideales para las inclemencias del tiempo invernal y las condiciones de conducción en frío extremo.

neumáticos de invierno nokian

Las inclemencias del tiempo en invierno crean algunas de las condiciones de conducción más desafiantes y peligrosas que se pueden experimentar. Aunque las carreteras resbaladizas en invierno son una realidad anual para millones de estadounidenses, no hay que olvidar o pasar por alto la naturaleza única de estas condiciones. Las carreteras cubiertas de nieve, hielo y aguanieve no son «normales». Plantean un reto de tracción único que requiere una solución de ingeniería de neumáticos.

Para obtener un rendimiento adecuado del vehículo en condiciones invernales, es necesario contar con neumáticos especializados y diseñados específicamente, al igual que en otros entornos de conducción extrema: neumáticos para deportes de motor para la pista de carreras o neumáticos para terrenos fangosos para terrenos severos fuera de la carretera.

Durante muchos años, el símbolo del copo de nieve ha sido el distintivo de los neumáticos especializados en tracción invernal. Encontrarás este símbolo estampado en el flanco de los neumáticos que cumplen ciertos criterios de tracción invernal. Su aspecto es el siguiente:

Sin embargo, mientras que el símbolo solía asociarse únicamente a los neumáticos de invierno específicamente diseñados, ahora hay más tipos de neumáticos que cumplen con el símbolo. Los fabricantes de neumáticos han hecho un esfuerzo real para abordar el problema de la tracción en invierno y ofrecer a los conductores de coches, camiones y todoterrenos una variedad de neumáticos que se adaptan mejor al desafío de la conducción en invierno. (A pesar de las aparentes implicaciones del nombre, los «neumáticos para todas las estaciones» no siempre han proporcionado suficiente tracción en invierno).

bridgestone blizzak ws90 245…

Pensar que la única diferencia entre un neumático de invierno, de todas las estaciones y de verano es el dibujo de la banda de rodadura es como pensar que la única diferencia entre un Lamborghini y un Subaru es la forma en que se abren las puertas. Y, al igual que el efecto limitado de las puertas de tijera en la velocidad máxima de un Aventador, el dibujo de la banda de rodadura desempeña un papel menor en el rendimiento del neumático. El agarre definitivo de un neumático depende de la capacidad de la goma para clavarse en la superficie de la carretera. Y al igual que un neumático de verano de alto rendimiento funciona mejor cuando hace calor, los neumáticos de invierno funcionan mejor que cualquier otro en el frío. Los neumáticos de verano, e incluso los de todas las estaciones, se endurecen -se podría decir que se congelan- y pierden rendimiento. Esto significa que, incluso en condiciones secas, tienes más agarre para detenerte y girar en tiempo frío con los neumáticos de invierno.