Importancia de las leyes electromagneticas

  • por
Importancia de las leyes electromagneticas

wikipedia

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Noviembre de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El electromagnetismo es una rama de la física que implica el estudio de la fuerza electromagnética, un tipo de interacción física que se produce entre partículas cargadas eléctricamente. La fuerza electromagnética es transportada por campos electromagnéticos compuestos por campos eléctricos y campos magnéticos, y es responsable de la radiación electromagnética, como la luz. Es una de las cuatro interacciones fundamentales (comúnmente llamadas fuerzas) de la naturaleza, junto con la interacción fuerte, la interacción débil y la gravitación[1] A alta energía, la fuerza débil y la fuerza electromagnética se unifican en una única fuerza electrodébil.

Los fenómenos electromagnéticos se definen en términos de la fuerza electromagnética, a veces llamada fuerza de Lorentz, que incluye tanto la electricidad como el magnetismo como diferentes manifestaciones del mismo fenómeno. La fuerza electromagnética desempeña un papel importante en la determinación de las propiedades internas de la mayoría de los objetos que se encuentran en la vida cotidiana. La atracción electromagnética entre los núcleos atómicos y sus electrones orbitales mantiene unidos a los átomos. Las fuerzas electromagnéticas son responsables de los enlaces químicos entre los átomos que crean las moléculas, y de las fuerzas intermoleculares. La fuerza electromagnética gobierna todos los procesos químicos, que surgen de las interacciones entre los electrones de los átomos vecinos. El electromagnetismo se utiliza mucho en la tecnología moderna, y la teoría electromagnética es la base de la ingeniería eléctrica y la electrónica, incluida la tecnología digital.

electricidad

La corriente eléctrica alterna fluye a través del solenoide de la izquierda, produciendo un campo magnético cambiante. Este campo hace que, por inducción electromagnética, fluya una corriente eléctrica en el bucle de alambre de la derecha.

El descubrimiento de la inducción se atribuye generalmente a Michael Faraday en 1831, y James Clerk Maxwell la describió matemáticamente como ley de inducción de Faraday. La ley de Lenz describe la dirección del campo inducido. La ley de Faraday se generalizó posteriormente para convertirse en la ecuación de Maxwell-Faraday, una de las cuatro ecuaciones de Maxwell en su teoría del electromagnetismo.

Experimento de Faraday que muestra la inducción entre bobinas de alambre: La pila líquida (derecha) proporciona una corriente que fluye a través de la pequeña bobina (A), creando un campo magnético. Cuando las bobinas están inmóviles, no se induce ninguna corriente. Pero cuando la bobina pequeña se mueve dentro o fuera de la bobina grande (B), el flujo magnético a través de la bobina grande cambia, induciendo una corriente que es detectada por el galvanómetro (G)[1].

Esquema del aparato de anillo de hierro de Faraday. El cambio en el flujo magnético de la bobina izquierda induce una corriente en la bobina derecha.[2]La inducción electromagnética fue descubierta por Michael Faraday, publicada en 1831.[3][4] Fue descubierta independientemente por Joseph Henry en 1832.[5][6]

generador eléctrico

Michael Faraday (22 de septiembre de 1791 – 25 de agosto de 1867) es probablemente más conocido por su descubrimiento de la inducción electromagnética, sus contribuciones a la ingeniería eléctrica y la electroquímica o por ser el responsable de introducir el concepto de campo en la física para describir la interacción electromagnética. Pero quizá no sea tan conocido que también hizo aportaciones fundamentales a la teoría electromagnética de la luz.

En 1845, hace justo 170 años, Faraday descubrió que un campo magnético influía en la luz polarizada, un fenómeno conocido como efecto magneto-óptico o efecto Faraday. En concreto, descubrió que el plano de vibración de un haz de luz linealmente polarizado que incidía en un trozo de vidrio giraba cuando se aplicaba un campo magnético en la dirección de propagación del haz. Este fue uno de los primeros indicios de que el electromagnetismo y la luz estaban relacionados. Al año siguiente, en mayo de 1846, Faraday publicó el artículo Thoughts on Ray Vibrations (Pensamientos sobre las vibraciones del rayo), una publicación profética en la que especulaba que la luz podía ser una vibración de las líneas de fuerza eléctrica y magnética.

4 leyes del electromagnetismo

Robyn Arianrhod no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

Es difícil imaginar la vida sin teléfonos móviles, radio y televisión. Sin embargo, el descubrimiento de las ondas electromagnéticas que sustentan estas tecnologías surgió de una teoría abstracta que tiene 150 años de antigüedad.

El electromagnetismo se descubrió físicamente y no teóricamente. Alrededor de 1820, el físico danés Hans Oersted observó que cuando se conectaba una corriente eléctrica, un imán cercano -como la aguja de una brújula- saltaba, como si la corriente eléctrica cambiante fuera en sí misma un imán.

Luego, en 1831 (el año en que nació Maxwell en Edimburgo), el físico y químico inglés Michael Faraday descubrió que si se mueve un imán a través de una bobina de alambre, se crea una corriente eléctrica en el cable sin la ayuda de baterías u otro tipo de suministro eléctrico.