El agua que no cae explicacion

  • por
El agua que no cae explicacion

Física movimiento circular cubo de agua

En la física newtoniana, la caída libre es cualquier movimiento de un cuerpo en el que la gravedad es la única fuerza que actúa sobre él. En el contexto de la relatividad general, donde la gravitación se reduce a una curvatura del espacio-tiempo, un cuerpo en caída libre no tiene ninguna fuerza que actúe sobre él.

Un objeto en el sentido técnico del término «caída libre» puede no estar necesariamente cayendo en el sentido habitual del término. Un objeto que se mueve hacia arriba normalmente no se considera que esté cayendo, pero si sólo está sujeto a la fuerza de la gravedad, se dice que está en caída libre. Así, la Luna está en caída libre alrededor de la Tierra, aunque su velocidad orbital la mantiene en una órbita muy alejada de la superficie terrestre.

En un campo gravitatorio más o menos uniforme, en ausencia de otras fuerzas, la gravitación actúa sobre cada parte del cuerpo más o menos por igual. Cuando no se ejerce ninguna fuerza normal entre un cuerpo (por ejemplo, un astronauta en órbita) y los objetos que lo rodean, se produce la sensación de ingravidez, condición que también se da cuando el campo gravitatorio es débil (como cuando se está lejos de cualquier fuente de gravedad).

Experimento con un cubo de agua que gira

Fuerza centrípeta en un vaso giratorio principios del movimiento circular haciendo que un vaso de agua aparentemente desafíe la gravedad. La demostración se utiliza para explicar la aceleración centrípeta y la fuerza central. Aunque esta demostración requiere cierta práctica, es una de las más divertidas y gratificantes que tenemos.

El movimiento circular uniforme puede describirse como el movimiento de un objeto en un círculo a velocidad constante. Cuando un objeto se mueve en un círculo, cambia constantemente de dirección. En todo momento, el objeto se mueve tangente al círculo. Como la dirección del vector velocidad es la misma que la dirección del movimiento del objeto, el vector velocidad también se dirige tangente al círculo.

Un objeto que se mueve en un círculo está acelerando. Los objetos que se aceleran son objetos que cambian su velocidad, ya sea la velocidad o la dirección. Un objeto que experimenta un movimiento circular uniforme se mueve con una velocidad constante. Sin embargo, se está acelerando debido a su cambio de dirección. La dirección de la aceleración es hacia adentro y el objeto siente una fuerza neta que apunta hacia el centro del círculo.

Si haces oscilar un cubo de agua lo suficientemente rápido en un círculo vertical

Este es un ejemplo de movimiento centrípeto (circular). El agua permanece en el cubo por inercia. El agua quiere salir volando del círculo, pero el cubo se interpone y la mantiene en su sitio. Este es el mismo efecto que sientes cuando tomas una curva cerrada en el coche y te aplastas contra la puerta.

Esta demostración ilustra la primera ley del movimiento de Newton: Los objetos permanecen quietos o se mueven en línea recta. Esta propiedad se llama inercia. Para hacer que algo se mueva en círculo, hay que utilizar la fuerza (un empujón o un tirón). Por ejemplo, coge un yoyo o ata una pelota en el extremo de una cuerda. Ahora gírala en círculo sujetando un extremo de la cuerda delante de ti. Notarás que el yoyo quiere moverse en línea recta y que tienes que suministrar una fuerza de tracción para que se mueva en círculo. Si lo sueltas, el yoyo sale volando tangente al círculo, en línea recta. Este tipo de fuerza se llama fuerza centrípeta.

Cubo de agua giratorio

La tierra se cae. De hecho, la Tierra cae constantemente. Y es algo bueno, porque eso es lo que impide que la Tierra salga volando del sistema solar por su propio impulso. La gravedad es una fuerza de atracción central, lo que significa que los objetos en un campo gravitatorio siempre caen hacia la fuente de gravedad. La gravedad es causada por la masa, por lo que los objetos con más masa, como los planetas y las estrellas, ejercen mucha gravedad. La tierra y todo lo que hay en ella cae constantemente hacia el sol debido a la inmensa gravedad del sol. Esta afirmación no es una metáfora ni un juego de palabras. La tierra está cayendo literalmente hacia el sol bajo su inmensa gravedad.

Entonces, ¿por qué no chocamos con el sol y nos quemamos? Afortunadamente para nosotros, la tierra tiene un gran impulso lateral. Debido a este impulso lateral, la tierra está continuamente cayendo hacia el sol y perdiéndolo. Los científicos utilizan frases elegantes para este efecto, como «órbita estable» o «trayectoria cerrada», pero fundamentalmente lo que quieren decir es «caer y perderse». Todas las órbitas gravitacionales son en realidad casos de caída y pérdida. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional no están en un entorno sin gravedad. Están rodeados por la inmensa gravedad de la Tierra y del Sol. Más correctamente, los astronautas están en un estado de caída libre. Los astronautas en órbita caen constantemente hacia la tierra y la pierden.