Portada » Ejemplo de ley cero

Ejemplo de ley cero

  • por
Ejemplo de ley cero

Ejemplos de la vida real de la primera ley de la termodinámica

Sabemos que la medición de la temperatura nos ayuda a determinar si el calor fluye de un objeto a otro. Los termómetros son el ejemplo más elegante de la Primera Ley de la Termodinámica en acción. Los termómetros tienen una fina columna de mercurio dentro de una carcasa de cristal. Cuando la temperatura del mercurio aumenta, éste se expande dentro del tubo. Como el área del tubo es fija, la expansión provoca un aumento de la altura de la columna de mercurio, que se interpreta como un aumento de la temperatura.

Importancia de la ley zerótica de la termodinámica

Supongamos que la temperatura del entorno es de 25 °C y que la temperatura del café caliente es de 70 °C. Entonces el café perderá su calor hasta que su temperatura alcance los 25 °C. (En otras palabras, el café perderá calor hasta que alcance el equilibrio térmico con el entorno)

Cuando la temperatura del mercurio aumenta, se expande. Y debido a esta expansión, el nivel de mercurio dentro del tubo de vidrio aumentará. Y podemos llegar a conocer la temperatura del cuerpo humano a través de las lecturas marcadas en el termómetro.

Después de esto, enviará la señal al sistema eléctrico para producir un efecto de enfriamiento en la habitación. Este enfriamiento continúa hasta que la temperatura de la habitación y la temperatura fijada por el usuario se igualan. (En otras palabras, el sistema de aire acondicionado se encarga de enfriar la habitación hasta que el aire de la misma alcanza el equilibrio térmico con la temperatura fijada por el usuario)

Para ello se utiliza un dispositivo sensor de temperatura. Aquí en la imagen, se puede ver el termómetro infrarrojo (o pistola térmica) que mide la temperatura de la sustancia a través de los rayos infrarrojos que salen del dispositivo. Este dispositivo también se conoce como Pirómetro.

Termodinámica química

Supongamos que la temperatura del entorno es de 25 °C y que la temperatura del café caliente es de 70 °C. Entonces el café perderá su calor hasta que su temperatura alcance los 25 °C. (En otras palabras, el café perderá calor hasta que alcance el equilibrio térmico con el entorno)

Cuando la temperatura del mercurio aumenta, se expande. Y debido a esta expansión, el nivel de mercurio dentro del tubo de vidrio aumentará. Y podemos llegar a conocer la temperatura del cuerpo humano a través de las lecturas marcadas en el termómetro.

Después de esto, enviará la señal al sistema eléctrico para producir un efecto de enfriamiento en la habitación. Este enfriamiento continúa hasta que la temperatura de la habitación y la temperatura fijada por el usuario se igualan. (En otras palabras, el sistema de aire acondicionado se encarga de enfriar la habitación hasta que el aire de la misma alcanza el equilibrio térmico con la temperatura fijada por el usuario)

Para ello se utiliza un dispositivo sensor de temperatura. Aquí en la imagen, se puede ver el termómetro infrarrojo (o pistola térmica) que mide la temperatura de la sustancia a través de los rayos infrarrojos que salen del dispositivo. Este dispositivo también se conoce como Pirómetro.

Segunda ley de la termodinámica

En una taza se añaden tres sustancias para hacer café: el café, que es , la leche, que es , y el azúcar, que está en equilibrio térmico con el café. Describe el estado térmico del azúcar.

Explicación: La tercera ley de la termodinámica establece que si dos objetos están en equilibrio termodinámico con un tercer objeto, entonces deben estar en equilibrio termodinámico entre sí. En esta pregunta, el café está en equilibrio con la leche y el azúcar, lo que nos permite concluir que la leche y el azúcar deben estar en equilibrio entre sí.

Explicación: La ley zeroth de la termodinámica establece que si dos sistemas separados están en equilibrio con un tercer sistema, entonces están en equilibrio entre sí. La ley zeroth de la termodinámica es esencialmente equivalente a la propiedad transitiva de las matemáticas.

La segunda ley de la termodinámica afirma que la entropía (o desorden) del universo siempre aumenta. Existen ciertos sistemas en los que se produce una disminución local de la entropía, pero estos procesos siempre se equilibran con un aumento de la entropía fuera del sistema.