Caracteristicas de los agujeros negro

  • por
Caracteristicas de los agujeros negro

cuántos agujeros negros hay

El agujero negro supermasivo en el núcleo de la galaxia elíptica supergigante Messier 87, con una masa de unos 7.000 millones de veces la del Sol,[1] tal y como se representa en la primera imagen en falso color en ondas de radio publicada por el Event Horizon Telescope (10 de abril de 2019).[2][3][4][5] Son visibles el anillo de emisión en forma de media luna y la sombra central,[6] que son vistas ampliadas gravitacionalmente del anillo de fotones del agujero negro y la zona de captura de fotones de su horizonte de sucesos. La forma de media luna se debe a la rotación del agujero negro y a los rayos relativistas; la sombra es aproximadamente 2,6 veces el diámetro del horizonte de sucesos[3].

Simulación animada de un agujero negro de Schwarzschild con una galaxia que pasa por detrás en un plano perpendicular a la línea de visión. Alrededor y en el momento de la alineación exacta (syzygy), se observa una lente gravitacional extrema de la galaxia por parte del agujero negro.

Un agujero negro es una región del espaciotiempo en la que la gravedad es tan fuerte que nada -ninguna partícula ni siquiera la radiación electromagnética, como la luz- puede escapar de él[7] La teoría de la relatividad general predice que una masa suficientemente compacta puede deformar el espaciotiempo hasta formar un agujero negro[8][9] El límite de no escape se llama horizonte de sucesos. Aunque tiene un enorme efecto sobre el destino y las circunstancias de un objeto que lo cruza, según la relatividad general no tiene características localmente detectables[10] En muchos sentidos, un agujero negro actúa como un cuerpo negro ideal, ya que no refleja la luz[11][12] Además, la teoría cuántica de campos en el espaciotiempo curvo predice que los horizontes de sucesos emiten radiación Hawking, con el mismo espectro que un cuerpo negro de una temperatura inversamente proporcional a su masa. Esta temperatura es del orden de mil millonésimas de kelvin para agujeros negros de masa estelar, lo que hace que sea esencialmente imposible de observar directamente.

¿cuándo chocará un agujero negro con la tierra?

Un agujero negro se llama agujero negro por su color, sobre todo porque la luz no puede escapar. Sin embargo, lo que sí podemos ver son los efectos de un agujero negro. Analizando los alrededores de un agujero negro, podemos ver sus efectos sobre su entorno. Por ejemplo, una estrella que esté lo suficientemente cerca de un agujero negro puede verse desgarrada.

La muerte de las grandes estrellas da lugar a los agujeros negros, porque la gravedad de una estrella superará la presión natural que ésta mantiene para mantener su forma. Cuando la presión de las reacciones nucleares colapsa, la gravedad abruma y colapsa el núcleo de la estrella, y las otras capas de la estrella son lanzadas al espacio, y este proceso también se conoce como supernova. El resto del núcleo se colapsa, un punto superado por la densidad y sin volumen: un agujero negro.

Digamos que alguien cae en un agujero negro y hay un observador que lo presencia. El tiempo de la persona que cayó en el agujero negro se ralentiza, en relación con la persona que observa. Esto se explica por la Teoría de la Relatividad General de Einstein, que afirma que el tiempo se ve afectado por la velocidad a la que se va cuando se está a velocidades extremas cercanas a la luz.

agujero negro real

Un agujero negro deforma el tejido del espacio a su alrededor con tanta fuerza que crea un agujero en el propio espacio. De este modo, nada es capaz de escapar de un agujero negro, ni siquiera la luz – por eso nunca podremos medir nada dentro de un agujero negro. Para los astrónomos, las únicas tres propiedades físicas medibles que especifican completamente las características de un agujero negro son su masa, su carga y su momento angular.

¿Y qué hay dentro del horizonte de sucesos? Nadie lo sabe realmente. La relatividad general de Einstein describe una singularidad; toda la materia y la energía son empujadas a un espacio infinitamente pequeño. O podría haber una estrella de quarks: similar a una estrella de neutrones podría estar compuesta de quarks. Puedes leer nuestros artículos sobre supernovas o estrellas de neutrones para entender mejor el concepto.

La materia -principalmente en forma de nubes de gas y polvo- que se encuentra en las proximidades de un agujero negro entrará en una órbita alrededor de éste. Dado que el agujero negro es relativamente pequeño en comparación con el tamaño de las nubes que lo rodean, casi ninguna materia cae directamente en el agujero negro. En las proximidades del horizonte de sucesos, la materia forma un disco de acreción que se calienta fuertemente por la fricción. La fricción transporta parte del momento angular hacia el exterior, encogiendo el radio de la materia en órbita hacia un radio más cercano alrededor del agujero negro hasta un punto en el que finalmente cae en él. La energía potencial liberada durante la contracción del radio orbital calienta el gas que cae, que puede alcanzar temperaturas de decenas de millones a incluso más de cien millones de kelvin. Nunca podremos ver directamente un agujero negro, pero podemos detectar estos discos de acreción calientes. Un disco de acreción emite una radiación muy intensa en forma de ondas electromagnéticas, desde las ondas de radio hasta los rayos X (véase el espectro electromagnético para más detalles). La emisión de rayos X es la más fuerte de todas las longitudes de onda emitidas, por lo que podemos detectar los agujeros negros observando el cielo a través de los rayos X. Los procesos en el disco de acreción convierten en energía alrededor del 10% de la masa de la materia infalible (según E = mc2), bastante en comparación con el 0,5% a 0,7% que se emite en el caso de la fusión nuclear, el proceso que libera casi toda la energía radiada por las estrellas.

andrea m. ghez

El agujero negro supermasivo en el núcleo de la galaxia elíptica supergigante Messier 87, con una masa de unos 7.000 millones de veces la del Sol,[1] tal y como se representa en la primera imagen en falso color en ondas de radio publicada por el Event Horizon Telescope (10 de abril de 2019).[2][3][4][5] Son visibles el anillo de emisión en forma de media luna y la sombra central,[6] que son vistas ampliadas gravitacionalmente del anillo de fotones del agujero negro y la zona de captura de fotones de su horizonte de sucesos. La forma de media luna se debe a la rotación del agujero negro y a los rayos relativistas; la sombra es aproximadamente 2,6 veces el diámetro del horizonte de sucesos[3].

Simulación animada de un agujero negro de Schwarzschild con una galaxia que pasa por detrás en un plano perpendicular a la línea de visión. Alrededor y en el momento de la alineación exacta (syzygy), se observa una lente gravitacional extrema de la galaxia por parte del agujero negro.

Un agujero negro es una región del espaciotiempo en la que la gravedad es tan fuerte que nada -ninguna partícula ni siquiera la radiación electromagnética, como la luz- puede escapar de él[7] La teoría de la relatividad general predice que una masa suficientemente compacta puede deformar el espaciotiempo hasta formar un agujero negro[8][9] El límite de no escape se llama horizonte de sucesos. Aunque tiene un enorme efecto sobre el destino y las circunstancias de un objeto que lo cruza, según la relatividad general no tiene características localmente detectables[10] En muchos sentidos, un agujero negro actúa como un cuerpo negro ideal, ya que no refleja la luz[11][12] Además, la teoría cuántica de campos en el espaciotiempo curvo predice que los horizontes de sucesos emiten radiación Hawking, con el mismo espectro que un cuerpo negro de una temperatura inversamente proporcional a su masa. Esta temperatura es del orden de mil millonésimas de kelvin para agujeros negros de masa estelar, lo que hace que sea esencialmente imposible de observar directamente.